Beats

La voz de Ian Curtis no se apaga

"Love will tear us apart, again"

Por: Carlos Padrón

En la foto Bernard Sumner, Ian Curtis, Peter Hook y Stephen MorrisFoto: EFE

En la foto Bernard Sumner, Ian Curtis, Peter Hook y Stephen MorrisFoto: EFE

En la música Punk pocas son voces son las que han ganado su propio espacio en el mundo de la música y muchas menos son las que pueden ser comparadas de una manera directa, una de ellas es la de Ian Curtis que decidió quitarse la vida en la cocina de su casa en Cheshire en 1980, su esposa Deborah Curtis fue quien encontró el cuerpo mientras que en la tornamesa se escuchaba el disco de Iggy Pop "The Idiot", solamente tenia 23 años de edad. Curtis nació en Manchester en 1956, el ambiente depresivo de una ciudad estancada por el desarrollo industrial ayudaría de alguna manera a forjar su talento para escribir sus canciones. 

Curtis decidió ser cantante luego de asistir a un concierto de los Sex Pistols en el Lesser Free Trader Hall de Manchester, en esa misma presentación conoció a Peter Hook, Bernard Sumner y Stephen Morris con quienes formaría la banda con la que se abrirían paso en la escena del Post-Punk. Primero se llamaron Warsaw pero luego cambiaron a Joy Division, tomando el nombre por una ala de concentración nazi conocida por esclavizar sexualmente a sus rehenes.

Su primer Ep como Joy Division fue lanzado en 1978 con el nombre de "An ideal for Living" y tenia solamente cuatro canciones, "Warsaw", "No Love Lost", "Leaders of Men" y "Failures". Un año más tarde estarían grabando su primer disco "Unknown Pleasures" con el sello Factory,  el disco fue catalogado en el número veinte por la revista Rolling Stone dentro de su conteo de los cien mejores álbums de todos los tiempos y el diseño minimalista de su portada, que es una visualización de las señales de radio emitidas por la pulsar,  lo hace permanecer vigente. La canción "Transmission" fue el sencillo que se desprendió para promocionarse.

En la película "Control" de Anton Corbijn de 2007 se retrata de alguna manera la vida de excesos que empezó a tener en sus giras con la banda haciendo un coctel peligroso con la depresión en la que se hundía poco a poco y los ataques epilépticos que llegó a padecer en el escenario fueron los causantes en los que desembocó su trágico final.

En la lapida de Ian Curtis se puede leer "Love will tear us apart". Quizás cuando escribió la canción sabia que era promesa que un dia u otro habría de llegar 

TAGS

  • ian curtis
  • joy division
  • unknown pleasures
  • manchester

Comentarios