Cine

7 momentos en que Nicolas Cage fue demasiado para el mundo

El actor y productor es uno de los rostros más reconocibles de la industria, logrando construirse un nombre gracias a su inconfundible estilo de actuación

Por: Ramon Flores

Celebramos el cumpleaños del actor con algunos de sus mejores momentos. Foto: AP(AP)

Celebramos el cumpleaños del actor con algunos de sus mejores momentos. Foto: AP | AP

Nicolas Kim Coppola, conocido por su nombre artístico Nicolas Cage, es uno de los talentos más extraños que Hollywood nos ha ofrecido en los últimos años. No hay duda de que Cage es un intérprete talentoso y versátil, siendo capaz de realizar la sutileza actoral más sublime hasta realizar, bueno, secuencias que solo a él se le puede ocurrir llamar actuación.

Es un actor que no tiene miedo de darlo todo frente a la cámara, aunque esto signifique ir más allá de las indicaciones de sus directores. ¿O acaso nadie recuerda “Vampire’s Kiss"

También podría interesarte: Halloween Kills: Director anticipa “acción agresiva” en la cinta

Ya sea que nos hicieran reír (intencionalmente o no), nos conmuevan o simplemente nos hagan cuestionar su salud mental, celebramos sus 57 años de edad con una selección de momentos en su carrera que no puedes perderte.

1.- La vez que cambió rostro con John Travolta 

Castor Troy es uno de los mejores villanos que el cine de acción pudo ofrecernos, quien tuvo que cambiar su rostro con un oficial del FBI porque, pues razones había. “Face/Off” fue una de las grandes aportaciones que el cineasta asiático John Woo realizó para Hollywood.

Es una cinta en la que podemos disfrutar viendo a Cage interpretando a dos personajes completamente diferentes, entregando a la audiencia líneas de dialogo tan extrañas como “Odio verte partir, pero amo ver como te vas”. No pregunten, solo gócenlo.

2.- Cuando interpretó a Charlie Kauffman y a su gemelo imaginario

Los guiones de Charlie Kauffman logran construir micro universos llenos de locura y surrealismo, y pese a que esta es una de sus historias más aterrizadas, resulta fascinante como logró construir una historia sobre su falta de inspiración en la que Cage le interpreta al mismo tiempo que a su hermano gemelo (ficticio) llamado Donald.

Lo interesante es que Donald es usado como un artificio en el que se critica al “escritor mediocre” que, al contar con historias trilladas y carentes de emoción narrativa, milagrosamente tienen éxito en la industria. Ambos hermanos son los lados apuestos de la misma moneda que, tarde o temprano, será tragada por la maquinaria de producción de cine en masa.

3.-Cuando logró vengarse de un culto

Mandy” es una de esas películas que logra tomar todos los elementos de la actuación de Cage que hayan sido fuertemente criticados en el pasado y los transforma en una verdadera odisea visual cuyo motor narrativo es un fuerte deseo de venganza contra un culto intoxicado con LSD.

La cinta de Panos Cosmatos ha logrado cautivar a críticos y cinéfilos gracias a sus dosis estilizadas de violencia grafica iluminadas con colores neon al ritmo de sintetizadores que evocan el cine de serie b de los 80’s.

4.- Cuando intentó matar a sus hijos 

Cuando una extraña pandemia es desatada, los padres de todo el país tienen una obsesión incontenible por acabar con sus descendientes. Nicolas Cage y Selma Blair, quienes fueron descritos al inicio como unos padres atentos y amorosos, se han convertido en animales sedientos de sangre y muerte.

Mom and Dad” es una comedia negra que logra ilustrar el estrés de traer hijos al mundo y las fuertes brechas que separan a las nuevas y viejas generaciones.

5.- Una actuación tan buena que resulta aterradora 

En 1995, Cage protagonizó “Leaving Las Vegas”, comedia dramática que le otorgó el Oscar y Globo de Oro a la “Mejor Actuación Masculina”, demostrando que, cuando lo desea, puede llegar a estremecer al espectador con sus habilidades histriónicas.

Aquí se narra la historia de un guionista que está en un completo estado de embriagues la mayoría del tiempo en la cinta. Un hombre en un estado emocional hasta el fondo que intenta aceptar quién es, buscando encontrar belleza en una vida en la que nada resulta impresionarle a la vez que se enamora de una prostituta.

6.- Nicolas Cage, traficante de armas 

En “Lord of War”, Cage da vida a Yuri Orlov, un hombre que se involucra en el bajo mundo del trafico internacional de armas, relacionándose con grupos terroristas y rebeldes que incitan a guerras civiles en el extranjero.

Una película que invita a la reflexión sobre la violencia sin resultar moralizadora, con un fuerte mensaje sobre la regularización y el control de armas en la población civil.  Una actuación en la que el personaje de Cage sabe lo que está mal en su negocio, pero parece no importarle demasiado.

7.- El extraño viaje organizado por David Lynch 

Una extraña comedia surrealista en la que Lynch, a través de un viaje de carretera, realiza una exploración tipo “Mago de Oz” al corazón de Estados Unidos a través de personajes tan extraños como fascinantes que nos hacen cuestionar si lo que estamos viendo debería ser tomado o no en sentido literal.

La dupla de Cage con Laura Dern es una en la que la pasión y los bajos impulsos están a la orden del día en una experiencia emocional tan impredecible como solo Cage sabe otorgar a las audiencias.  

Síguenos en

TAGS

Comentarios