Cine

7 remakes que resultaron mejores que la película original

¿Quién dice que no hay originalidad al rehacer una película?

Por: Ramon Flores

Martin Scorsese logró igualar los resultados de la adaptación de 1961 de

Martin Scorsese logró igualar los resultados de la adaptación de 1961 de "Cape Fear". Foto Universal Pictures

Cuando nos enfrentamos a un remake, nos encontramos ante el reto de superar las expectativas generadas por la película predecesora.

En años recientes Hollywood se ha visto en predicamentos por llevar de nuevo a la pantalla historias que aparentemente no necesitaban una revisión (Véase Ghostbusters, Robocop y Carrie, por ejemplo) 

También podría interesarte: “Friday the 13th”: Stephen King tiene una idea para novela sobre Jason Voorhees

Sin embargo, existen ocasiones en que este nuevo producto llega a superar tanto a la obra original, que llegamos a creer que nos encontramos ante una historia completamente novedosa.

Ya sea que hayan sido estrenadas recientemente o que fueran rodadas décadas atrás, aquí presentamos una serie de remakes que lograron, por mucho, superar a la película original.

 True Lies (Estrenada en 1994, remake de la película francesa de 1991 “La Totale”)

Se habla poco de la que pudiera ser una de las mejores películas de James Cameron. Harry Tasker (Arnold Schwarzenegger) lleva una doble vida que oculta a su esposa Helen (Jamie Lee Curtis). 

No es que tenga un amorío u otra familia. Harry habla seis idiomas, es experto en contraespionaje y trabaja como agente ultrasecreto internacional para acabar con el terrorismo nuclear. 

Cuando ella se entera de su verdadera profesión, se ofrece a ayudarlo en un caso para frenar a un comando que planea un sangriento atentado.

Casino Royale (Estrenada en 2006, remake de la película homónima de 1967)

Vigésima primera película basada en el personaje de James Bond y la primera en la franquicia protagonizada por Daniel Craig, quién supo abrazar la imagen de un James Bond más humano y vulnerable pero que podía mantener su rudeza e ingenio habituales, que se alejó de la parodia y el cliché para sembrar los inicios de una saga muy valorada por los fanáticos del personaje. 

True Grit (Estrenada en 2010, remake de la película homónima de 1967)

Los hermanos Coen han demostrado ser expertos no solo en la puesta en escena frente a las cámaras, sino en la solides en sus guiones, construidos a través de personajes memorables con motivaciones profundas y (a veces) inquietantes. 

Tomando como guía la película protagonizada por John Wayne, se nos presenta la historia de una jovencita en busca del forajido que asesinó a su padre, contratando a un alguacil alcohólico de gatillo fácil. Además de la actuación del siempre imponente Jeff Bridges, contó con el debut de Hailee Steinfeld, quién a los trece años de edad recibiría la nominación al Oscar como “Mejor actriz de reparto”. 

Twelve Monkeys (Estrenada en 1995, remake de “La Jetée” de 1962)

Tomando como base un corto experimental de Chris Marker, Terry Gilliam hace gala de su peculiar toque surrealista en un relato lleno de caos, paranoia y viajes en el tiempo.  

Cole es un criminal convicto en una sociedad post apocalíptica que vive bajo el suelo luego de que un virus mortal arrasara con gran parte de la humanidad. 

Los lideres de dicha sociedad le han ofrecido ofrecerse como voluntario en un peligroso experimento para viajar en el tiempo, no para evitar la catástrofe, sino recolectar pistas que les ayuden a localizar la fuente original del virus y así poder encontrar una cura.

Cape Fear (Estrenada en 1991, remake de la película homónima de 1961)

En este caso hay que admitir que lo destacable del remake no elimina ningún mérito a su original, el cual logra sostenerse al paso del tiempo. 

Basada en la novela de John D. MacDonald, Nick Nolte interpreta a Sam Bowden, quién horrorizado ante un crimen cometido por su cliente Max Cady (Robert DeNiro) oculta pruebas que pudieran permitido su absolución ante los cargos de violencia y abuso contra una joven. 

Cady es condenado a pasar 14 años en prisión. Su condena ha terminado, y ahora busca venganza. Imperdible la gran actuación realizada por la joven Juliette Lewis.

The Fly (Estrenada en 1986, remake de la película homónima de 1958)}

Kurt Newman se inspiraría en “La Metamorfosis” de Franz Kafka para construir el relato de un científico que, al probar un novedoso método de teletransportación, su ADN accidentalmente es combinado con el de una mosca que entra a la capsula. 

David Cronenberg daría un giro al relato de ciencia ficción kitsch para realizar un estudio de la degradación de la mente ante la transformación del cuerpo en una película que terminaría por cimentar su reputación en el tema del horror corporal en el cine. 

The Thing (Estrenada en 1982, remake de "The Thing From Another World" a de 1951)

Otro caso en el que ambas películas logran sostenerse por si mismas. Un equipo de militares y científicos en el ártico se enfrentan a una misteriosa criatura encontrada en el hielo, la cual tiene la habilidad de mimetizarse. 

Mientras que la película en blanco y negro presenta un relato noir en el que los investigadores deben descubrir quién entre ellos puede ser la criatura, la versión de Carpenter presenta un ambiente asfixiante de horror plagado de criaturas cuya imagen ha quedado grabadas en la cultura popular.  

Síguenos en

TAGS

Foto del periodista Ramon Flores

Ramon Flores

Periodista

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Lector aficionado y cinéfilo de tiempo completo. Me uní a la redacción de Tónica en Enero de 2020.

Ver más

Comentarios