Cine

Cuando un familiar desaparece y no tiene "señas particulares"

"Sin Señas Particulares" es el debut cinematográfico de la cineasta Fernanda Valadez

Por: Ramon Flores

La cinta acaba de ser estrenada en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara. Foto: Cortesía(Cortesía)

La cinta acaba de ser estrenada en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara. Foto: Cortesía | Cortesía

Un hijo le dice a su madre que se irá a Estados Unidos con su amigo a trabajar. Los meses pasan, ella no sabe de él ¿Qué hacer cuando nadie tiene las respuestas, cuando muy poca gente empatiza con la situación, cuando el narco desaparece camiones enteros de pasajeros, cuando la primera opción de las autoridades es declararlo muerto para no buscar?"""

Sin señas particulares (Fernanda Valadez, 2020. México) es una película que sigue a familiares de personas desaparecidas que migraban a Estados Unidos, y retrata el peso que cargan como víctimas indirectas de una violencia estructural bien arraigada que ya es parte de la vida diaria de México.

También podría interesarte: “The Godfather Part III”: Diane Keaton ofrece sus impresiones sobre el nuevo corte

La película comienza con un recuerdo: Magdalena (Mercédes Hernández) escucha que su hijo le dice que se irá a al norte y lo ve alejarse, una decisión que cambiará la vida de los dos para siempre. Al pasar los meses y no saber de él, decide buscarlo por los medios tradicionales: acudir a instancias de gobierno. 
-¿Se fue con su consentimiento?
-Si
-Entonces no hay delito que perseguir...
Paso a paso se revela la normalización de la desaparición de personas en el país, al mismo tiempo que se denota la poca empatía de las demás personas hacia quienes viven este problema.

Foto: Cortesía

Al pasar del tiempo se obtiene una respuesta: un camión fue encontrado abandonado, se hallaron cenizas de cuerpos y maletas con bienes de los pasajeros en una zona en medio de la sierra de Tamaulipas. Las pertenencias de su hijo estaban ahí, pero las autoridades le decían que era imposible identificar genéticamente si ahí se encontraba él. Aquí Magdalena debe decidir si firmar que su hijo fue identificado y permitir así que se suspenda la búsqueda, o negarse.
-Su amigo y su maleta ahí están. Pero él no 
Entonces Magdalena comienza su búsqueda por medios propios, pidiendo dinero, andando a pie por kilómetros, durmiendo en pueblos desolados por el narcotráfico. En este proceso descubre que está prácticamente sola en esta búsqueda, las únicas personas que la ayudan son quienes han vivido algo similar. 

Foto: Cortesía

-¿Usted tiene hijos? Es que mi hijo puede estar muerto, pero yo quiero saber. Esta no es una historia de lástima y lágrimas, es una historia de impotencia donde se critica al gobierno y a una población que ve un problema como ajeno ya que "es algo que le pasa a otros", pero que cuando les sucede en carne propia, se convierten sin saberlo en ese grupo de "otros" para los otros.
Se trata de un trabajo de ficción que tiene un lado documental cuando registra el proceso que una persona sigue al denunciar la desaparición de algún familiar: filas, llenar formatos, exámenes de ADN, entrevistas, y en general un sistema que los intenta convencer de que no busquen por medios propios, y de que no les pidan seguir buscando.

Los 95 minutos de película están acompañados de una fotografía interesante que da pie a la apreciación de la naturaleza al contextualizar la zona donde los personajes se encuentran, y que hace uso de recursos con tintes surrealistas cuando plasma los recuerdos de los personajes. 

Foto: Cortesía

También podría interesarte: “Hillbilly Elegy”: Amy Adams responde a las malas críticas hacia la película

Sin señas particulareses la ópera prima de la guanajuatense Fernanda Valadez,  quien ha sido galardonada por esta película con el Premio Horizontes Latinos en la edición 68 del Festival de San Sebastián, y se proyectó al aire libre en Guadalajara durante la 35 edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

TAGS

Comentarios

TE RECOMENDAMOS