Cine

David Fincher: 4 secuencias que demuestran su maestría fílmica

Celebramos el cumpleaños 58 de uno del cineasta con una selección de algunas de las mejores secuencias en su filmografía

Por: Ramon Flores

Secuencia final de la película

Secuencia final de la película "Fight Club". Foto: Twentieth Century Fox | Twentieth Century Fox

David Fincher podrá no tener una filmografía extensa (tan solo diez películas en los últimos 28 años), pero a pesar de ello ha logrado convertirse en uno de los realizadores que han definido a toda una generación.

A través de su labor en televisión y videos musicales, ha logrado perfeccionar su técnica, la cual está impregnada de una sensibilidad única en su narrativa, un uso peculiar en la caracterización dramática, imágenes crudas y una construcción de suspenso que han logrado encapsular sus películas en lo que podría considerarse un género por cuenta propia. 

También podría interesarte: ‘La Voz Humana’ muestra un nuevo adelanto

Tras una experiencia poco satisfactoria en su debut como director en “Alien 3” (1992), Fincher habría tomado para sus siguientes proyectos una actitud de autor intransigente, aferrándose firmemente en mantener el control total en cada decisión creativa, muy a pesar de los esfuerzos por parte de los grandes estudios de cambiar este comportamiento.

Fincher es un director que siempre logra reestructurar sus fórmulas en cada nueva película, por lo que intentar definirlo a través de sus “mejores películas” sería un vago intento por remarcar su fotografía. Por eso a continuación se presenta una selección de secuencias que pueden ser usadas para ilustrar de la mejor forma posible, el estilo de este director. (Sobra decir que hay alerta de spoilers) 

 

 

 

1.- Se7en (1992): “La Biblioteca”

La primera película que Fincher realizaría tras el penoso estreno de “Alien 3” contaría un arrisgado relato policial sobre una ciudad sin nombre y las pobres almas que se ven obligadas a vivir ahí. Este thriller sería el que le ayudaría a forjarse un nombre digno de ser respetado en la industria, siendo considerado como su verdadero debut direccional.

Se7en” sigue la pista al detective veterano Somerset y al novato detective Mills en la cacería sin descanso de un asesino serial cuyos crímenes parecen estar inspirados en los siete pecados capitales de la biblia. 

A comienzos de la cinta, Somerset visita una biblioteca, cuya familiaridad con los guardias hace ver que es como un segundo hogar para él. Mientras recorre los pasillos en busca de lectura que ayude a comprender mejor el caso con el que se enfrenta, mientras una radio toca una versión de “Aria para la cuerda de Sol” de Johann Sebastian Bach.

La música acompaña a Sommerset durante toda la secuencia, enalteciéndolo mientras repasa una lectura al “Purgatorio” de Dante, Los cuentos de Canterbury y Paraíso perdido, los cuales presentan al detective un enfoque más claro de los últimos asesinatos a los que se enfrenta.

2.- Fight Club (1999) “Secuencia Final”.

La historia de un narrador sin nombre que sufre de insomnio que busca la manera de alejarse del dolor inamovible de la monotonía es quizá uno de sus trabajos más malinterpretados hasta la fecha.

Una cinta que constantemente critica la dicotomía del bienestar personal y la cultura del consumismo no es, como muchos de sus fans pensarían, una historia sobre anarquismo. Tyler Durden está lejos de ser un símbolo de la libertad: es el reflejo de una sociedad toxica. 

Cuando el Narrador logra librarse de él y logra tomar control total sobre sus acciones, ya es demasiado tarde. El plan de Tyler ha sido puesto en marcha y no hay vuelta atrás. Cuando se toma de la mano con Darla mientras los edificios caen a pedazos frente a ellos el le dice: “Me conociste en un momento extraño de mi vida”.

Pese a que Tyler ya no está físicamente (¿alguna vez lo estuvo?), ha logrado dejar su marca en la mente fracturada del Narrador, pero también le libera al desestabilizar los sistemas económicos de la nación, dándole al protagonista una nueva oportunidad para perseguir una nueva meta de realización. 

3.-Zodiac (2007) “Los Asesinatos de Napa Valley”

Fincher regresaría al género del thriller al realizar una adaptación sobre los crímenes reales del llamado “Zodiac Killer”, quién habría atemorizado el norte del estado de California durante años entre las décadas de 1960 y 1970. La película recoge diversos puntos de vista de los reporteros, detectives y las mismas victimas del asesino, del cual jamás logro revelarse su identidad. 

La cinta, sin tomarse licencias artísticas que puedan restar seriedad al caso, crea una atmosfera temporal que logra capturar fielmente y con lujo de detalles las diversas etapas en la investigación. Uno de estos eventos ocurriría a orillas del lago de Napa Valley, donde dos jóvenes se encontrarían con Zodiac y serían apuñalados hasta la muerte.

Lo que comienza como un día de campo aparentemente normal toma un giro cuando el aesino aparece con un arma en mano, intimidando a la pareja para obligar a la chica a que ate a su acompañante luego de rechazar la billetera y las llaves del auto que le eran ofrecidas. 

Una secuencia que decide no ser ilustrada con música de fondo, permitiendo que su atmosfera sea construida solo con la crudeza de las acciones presentadas en pantalla, resultando en un relato fiel de una escena de crimen real, la cual aún estremece a muchos de los habitantes de la zona.

4.-The Girl with the Dragon Tattoo (2011) “En el sótano”

Los remakes americanos suelen correr con la mala fortuna de no comprender del todo el material que adaptan, causando una verdadera decepción entre los fans de las obras originales (véase la versión de “Oldboy” dirigida por Spike Lee).

“The Girl with the Dragon Tattoo” pudo haber sufrido el mismo destino de no ser porque esta decidió tomar como guía la novela de Stieg Larsson en lugar de la cinta dirigida por Niels Arden Opley. La cinta logra capturar el mismo nivel de intriga en la investigación de Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander en la misteriosa desaparición de una mujer hace más de 30 años. 

La cinta contiene algunas de las secuencias más desgarradoras en la filmografía de Fincher, pero quizá la más destacable, es una que resalta por la simpleza en la construcción de la violencia presentada en ella.

Luego de que la investigación de Mikael sacara a la luz el pasado antisemita en generaciones pasadas de la familia Vanger, los datos arrojan que Gottfried, un fallecido patriarca de la familia, habría cometido diversos asesinatos, los cuales habrían sido continuados por su hijo Martin. 

También podría interesarte: Candyman: Tony Todd da su opinión sobre la nueva película

Brillantemente interpretado por Stellan Skarsgard, Martin ha logrado encerrar a Mikael en el sótano de su casa, el cual ya tiene condicionado para llevar a cabo sus delitos, dirigidos principalmente a prostitutas y mujeres inmigrantes. Una secuencia que, pese a no mostrar violencia explicita, su contexto le da un ambiente sumamente asfixiante.

TAGS

  • David Fincher
  • Se7en
  • Zodiac
  • Fight Club
  • Girl with the dragon tattoo

Comentarios

TE RECOMENDAMOS