Cine

“Her”: Amor, aislamiento y computadoras.

Celebramos el cumpleaños del cineasta Spike Jonze repasando su última película estrenada hasta la fecha

Por: Ramon Flores

La cinta es la última película estrenada por Spike Jonze hasta la fecha. Foto: Warner Bros. Pictures(Warner Bros. Pictures)

La cinta es la última película estrenada por Spike Jonze hasta la fecha. Foto: Warner Bros. Pictures | Warner Bros. Pictures

Spike Jonze es un cineasta que, pese a solo contar con cuatro cintas en su filmografía, se posiciona como uno de los autores narrativos más frescos e interesantes que el siglo XXI nos ha regalado a los amantes del cine.

Comenzando como director de videos musicales (destacando su colaboración con el productor Fatboy Slim), pasando por las filas de producción del programa de MTV “Jackass”, Jonze irrumpiría en la escena cinematográfica con “Being John Malkovich” en 1999. 

Esta cinta, junto con “Adaptation” en 2002, las habría realizado contando con los guiones del también emergente Charlie Kaufman, antes de que este se decidiera por comenzar a dirigir sus proyectos. Estas primeras cintas en la carrera de Jonze parecen ser más una especie de traducción en imágenes de la narrativa de Kaufman, por lo que muchos consideran como su verdadera opera prima a “Where the Wild Things Are”, estrenada en 2009.

Desde esa película, así como su cortometraje de 2010 “I’m Here”, se notaba un deseo genuino por parte del cineasta por explorar el centro de las emociones humanas a través de personajes que parecen empeñados en permanecer encerrados en su propia soledad. En 2013 se estrenaría la última película de Jonze hasta la fecha, siendo considerada por muchos como su obra maestra indiscutible. 

El cine de Spike Jonze puede ser calificado de muchas maneras. Convencional no es una de ellas y “Her” es muestra de ello. Una cinta que parece albergar todas las cosas que nos unen y al mismo tiempo aquellas que nos dividen. Nos presenta un mundo construido para brindar la mayor conveniencia y comodidad de sus habitantes a un costo muy alto: sus relaciones interpersonales.

No es que exista una sociedad distópica que prohíba la interacción entre los individuos. Las personas (o al menos su mayoría) parecen estar inmersas en un profundo estado de completa dependencia hacia sus dispositivos electrónicos, los cuales, ahora cuentan con nuevas actualizaciones disponibles para integrar una inteligencia artificial, la cual sería capaz de evolucionar y adquirir experiencia con el paso del tiempo. 

  Theodore Twombly, interpretado por Joaquin Phoenix, es un hombre solitario que se gana la vida escribiendo correspondencia ajena. Su trabajo es, en términos simples, escribir por otros todos los sentimientos, deseos o emociones que la gente tiene hacia sus seres amados, pero que se encuentran demasiado ocupados para expresarlos por sí mismos.

Theodore se encuentra afligido tras su reciente separación con su ahora ex esposa, sintiendo sobre su espalda el peso del inminente divorcio, el cual se niega a firmar. Él adquiriría este nuevo sistema intuitivo de inteligencia artificial, el cual se manifiesta con una voz femenina, haciéndose llamar Samantha (Scarlett Johansson). 

Samantha es lista, perspicaz y con una curiosidad asombrosa por el mundo que le rodea. Lo que comenzaría como una simple relación entre usuario y ordenador, comienza a desarrollarse como un deseo genuino de aprender el uno del otro, evolucionando hacia una extraña y novedosa forma de relación amorosa.

Her” es, en términos prácticos, un arma de doble filo. Una cinta que cautiva al espectador con su paleta de colores, cuya predominancia del rojo parece ser un indicativo del amor o la falta de el al que se enfrentan los personajes de la cinta, su banda sonora, la cual resume a la perfección ese halo de esperanza en el asfixiante ambiente urbano que demuestra en pantalla. 

“Her” es una película que seduce al espectador con un escenario aparentemente idílico en el que la relación entre Theodore y Samantha podría dar resultado, para después confrontarlo con un choque de realidad: Theodore está solo. Se juega mucho con la idea del miedo al despropósito.

Como seres humanos sentimos un fuerte deseo de saber quienes somos y hacia donde vamos, deseo que la misma Samantha comenzaría a manifestar, aunque, debido a su naturaleza cibernética, se deja en duda si esto es verdadera intuición o solo un elemento en su programación, del cual pudiera no tener un control absoluto. 

Her” es una película que no duda exponer las fallas en este sistema de vida al que sus personajes parecen empeñados en asimilar como su estilo de vida. Catherine, ex esposa de Theodore, no duda en señalar que su relación con Samantha es un reflejo de su incapacidad de lidiar con emociones humanas.

Y aunque el tiempo terminaría dándole la razón, en ningún momento se demoniza al protagonista, quien reconoce su error a través de una emotiva carta final, un claro testamento de la condición emocional de su creador. Han pasado siete años desde su estreno y Jonze no ha mostrado indicios de trabajar en una nueva película, por lo que, hasta el momento, “Her” permanece como su mejor trabajo narrativo hasta la fecha.

TAGS

Comentarios

TE RECOMENDAMOS