Cine

“Requiem for a Dream”: Felices dos décadas a la cinta de Darren Aronofsky

Celebramos el aniversario de la que es considerada como una de las cintas más desgarradoras que se hayan filmado

Por: Ramon Flores

La cinta es considerada como una de las más deprimentes y desgarradoras de la historia. Foto: Artisan Entertainment(Artisan Entertainment)

La cinta es considerada como una de las más deprimentes y desgarradoras de la historia. Foto: Artisan Entertainment | Artisan Entertainment

Darren Aronofsky es un cineasta al que es difícil de recomendar. Su maestría en técnicas de dirección y narrativa constantemente se ven mejoradas y desafiadas en cada nueva película, lo cual le hace un autor con un estilo consistente y sólido. Su filmografía, por pequeña que fuese, muestra un interés genuino hacia temas profundos sobre la condición humana, aunque esta suela estar siempre enfilada hacia la tragedia.

Cuando solemos mencionar la mejor película en la carrera de un director, solemos asegurar en la mayoría de las veces que se trata de una cinta a la que el espectador puede regresar en múltiples ocasiones sin problema alguno. ¿Pero que podemos pensar de una cinta que, pese a su impecable calidad artística, las audiencias suelen negarse a verla de nuevo? 

También podría interesarte: Adam Sandler tuvo miedo de arruinar “Punch-Drunk Love”

Estrenada el 17 de octubre del año 2000, “Requiem For a Dream” es una cinta a la que diversos críticos podrían señalarla como una que presenta “estilo sobre sustancia”, debido a que su trama, pese a lo complejo de su contexto, no es una demasiado complicada en sí misma. Sin duda tiene un estilo muy característico, aunque este no distrae del mensaje que quiere otorgar a la audiencia (a diferencia de, por ejemplo, Gaspar Noe).

Una película con un tono demasiado oscuro y pesimista, a la cual no solo puede llegar a incomodar el mantenerse sentado el tiempo suficiente como para verla sin interrupciones y difícilmente entrarán ganas de verla de nuevo al espectador de mayor sensibilidad. Aunque agobiante oscuridad es un mal necesario, debido a su tema central: la adicción. 

A diferencia de muchas películas de la época, que retrataban el abuso de sustancias de una manera más optimista y cómica (véase ‘Trainspotting’, la cual ha sido fuertemente acusada de glorificar las adicciones, aunque esto puede llegar a ser un tanto injusto), ‘Requiem For a Dream’ es narrada como una verdadera pesadilla.

Aronofski opta por tomar un formato de antología para ilustrar la adicción desde multiples ángulos narrativos, cada uno de ellos más oscuro y siniestro que el anterior. Cada una de sus historias no hace más que empeorar conforme avanza. Cada nueva secuencia es más desgarradora a la anterior. 

La película muestra las adicciones de manera cruda, pero en ningún momento estigmatiza a sus protagonistas, brillantemente interpretados por Ellen Burstyn, Jared Leto, Jennifer Conelly y Marlon Wayans en un reparto coral que se toma el tiempo de narrar un arco narrativo completo a cada uno de ellos.

Sara Goldfarb (Burstyn) es una viuda que vive en un departamento pequeño y pasa sus días mirando la televisión, soñando con el día en que sea invitada al programa que adora. Harry, su hijo (Leto) es un junkie que quiere dar un gran golpe como traficante junto a su hamigo Tyrone (Wayans). 

También podría interesarte: Michael B. Jordan producirá la cinta de “Static Shock” para DC Comics

En esta espiral de abuso de drogas, Sara se vuelve adicta a medicamentos para bajar de peso, los cuales son muy inestables, mientras que Harry arrastra a su novia Marion (Conelly). Todos ellos son seres humanos que han sido arrastrados por las horribles circunstancias que les presentó la vida.

Continúan sumergiéndose en decisiones cada vez más dudosas hasta el punto en que han perdido el control de ellos mismos, lo que obviamente, les impedirá alcanzar un final feliz. Además de las drogas, hay una adicción muy poderosa que está presente al final de la película: La esperanza. Lejos de hacer de su final uno optimista, le hace aún más trágico, pues es casi imposible que puedan escapar de sus destinos.

TAGS

Comentarios

TE RECOMENDAMOS