Cine

“Scott Pilgrim vs The World”: Una odisea de música, videojuegos y ex novios malvados

La cinta dirigida por Edgar Wright ha logrado posicionarse como uno de los mejores exponentes de la sub cultura geek

Por: Ramon Flores

La cinta de Edgar Wright cumple diez años de su estreno en cines. Foto: Universal Pictures(Universal Pictures)

La cinta de Edgar Wright cumple diez años de su estreno en cines. Foto: Universal Pictures | Universal Pictures

Cuando hablamos sobre adaptaciones de comics al medio audiovisual, la mayoría de las veces pensamos de manera automática en producciones de DC o Marvel que han intentado posicionarse entre las listas de los fans de mejores películas sobre super héroes.

Pero por increíbles que puedan llegar parecernos películas como “Avengers: Endgame” o la trilogía de “The Dark Knight” de Christopher Nolan, estas se encuentran muy lejanas de reproducir el estilo de sus contrapartes impresas a la gran pantalla. 

También podría interesarte: Robert Pattinson audicionó para "Scott Pilgrim vs The World"

Actualmente, Edgar Wright es considerado uno de los mejores realizadores activos en la industria del cine. Su estilo visual rápido y desenfrenado le ayudaría a desarrollar cintas de comedia como “Shaun of the Dead” y “Hot Fuzz” a principios de los 2000’s, las cuales ya son consideradas clásicos del género.

En agosto de 2010, Wright estrenaría una cinta que pese a su recibimiento tibio en taquilla y opiniones mixtas entre la critica especializada, ganaría un segundo aire tras su lanzamiento en formato casero, convirtiéndose no solo en un referente obligatorio en su filmografía, sino uno de los grandes estandartes de la cultura geek en el cine. 

"Scott Pilgrim vs The World” adapta la serie de novelas gráficas del ilustrador canadiense Brian Lee O’Malley. La historia trata sobre Scott, un nerd veinteañero desempleado quien pasa sus días junto a sus amigos, ensayando las canciones de su banda amateur Sex Bob-Omb y quien sostiene una relación con una adolescente asiática llamada Knives Chau, de la que sus amigos advierten que es demasiado joven para él.

Su vida dará un giro competo cuando de forma inesperada conoce a Ramona Flowers, la chica de sus sueños (literal, la chica apareció en sus sueños mientras dormía). Scott hará hasta lo imposible por ganar el amor de Ramona, aún si esto significa enfrentar a sus siete ex novios malvados, quienes han formado una alianza para controlar su futura vida sentimental. 

Uno de sus principales atractivos es la fiel recreación del estilo visual de las tiras cómicas como elemento narrativo. Esto es algo que se ha intentado emular en diversas ocasiones (con resultados poco favorables), pero la gracia es que no sirve como un adorno mera mente estético.

Todo el mundo construido alrededor de la historia parece funcionar bajo la lógica de las tiras cómicas, razón por la cual las secuencias en las que estos elementos resultan más obvios lucen tan orgánicas y con una sensación natural. 

El cuidadoso manejo de la cámara, los contraplanos presentes en cada toma y el contraste de colores vibrantes en una fotografía de tonos oscuros hacen de la película una maravilla visual como ninguna otra. Una que puede ser vista una y otra vez y aún así, el espectador siempre encontrará nuevos elementos que se ocultan a simple vista.

El uso de metáforas visuales salidas del mundo de los videojuegos ayuda a expandir situaciones aparentemente mundanas a un nivel de apreciación más emocionante en este mundo aparentemente “realista”. 

Durante el transcurso de las películas, se deja claro que Scott no busca realizar estos enfrentamientos. Estos se presentan como obstáculos en su camino como representaciones físicas del equipaje emocional de su prospecto amoroso, los cuales debe superar si quiere sostener una relación estable con ella, situación con la que más de un espectador podrá sentirse identificado.

Cada una de estas batallas posee un estilo visual único, en las que Scott derrotará a sus oponentes de maneras cada vez más imaginativas, pasando de la fuerza a la astucia subiendo en alcance de escala visual hasta el punto de culminar en un espectacular combate contra Gideon, el “jefe final” de la historia. 

El viaje de nuestro héroe podría iniciar como una simple comedia romántica adornada con referencias geek, pero progresivamente evoluciona hasta ser una historia sobre el paso de la adolescencia a la adultez, la inteligencia emocional y, sobre todo, que el autorrespeto es el elemento más importante si se quiere iniciar una nueva relación.

Resulta fascinante el entretejer tu vida con la de alguien más. Cuando hacemos esto, tomamos las cargas, sus conflictos, y de cierto modo, sus ex’s malvados. 

También podría interesarte: “Dune”: Miembro de la producción la compara con "Lord of the Rings"

Cada relación es única y eso es algo que cualquiera con experiencia en el tema puede garantizar, pero cuando se sobrepasan estos obstáculos iniciales, solo queda cruzar juntos una última puerta hacia lo desconocido. La manera en como la película lo ilustra en su última secuencia, es una de las cosas que terminan por hacerla tan especial. Después de todo, diez años han pasado desde su estreno, y aún seguimos recordándola.

TAGS

Comentarios

TE RECOMENDAMOS