Cine

Scream: Actor cree que las secuelas hicieron miserable a Wes Craven

Matthew Lillard asegura que Craven se sentía miserable con las secuelas de “Scream” debido a la presión que estas representaban sobre él 

Por: Ramon Flores

Lillard cree que la presión en la filmación de las secuelas debió afectar el desempeño creativo de Craven(Dimension Films)

Lillard cree que la presión en la filmación de las secuelas debió afectar el desempeño creativo de Craven | Dimension Films

Luego de inquietar a las audiencias con Freddy Krueger, personaje que presentó un nuevo icono en el horror/slasher sobrenatural, Wes Craven nuevamente replanteó algunos de los elementos básicos en este género narrativo con “Scream”, cinta estrenada en el año 1996 que sirvió como base para la que sería su última gran franquicia fílmica antes de su fallecimiento en el año 2015. 

La cinta también sirvió de plataforma para impulsar la carrera actoral de Neve Campbell, quien actualmente es señalada como una de las mejores “Final Girls” que se hayan presentado al público a finales del siglo XX. Además, la primera entrega de “Scream” aún mantiene su estatus de culto debido a la forma tan descarada en que Craven disecciona para el espectador los elementos básicos del género.  

También podría interesarte: Netflix anticipa un nuevo proyecto con David Fincher

Uno de los elementos más memorables en la cinta original fue la presencia de Matthew Lillard en el papel de Stuar Macher, quien junto a Billy Loomis (Skeet Ulrich) se revelan como los portadores de la máscara de Ghostface y los responsables de la masacre desatada a lo largo de la historia. Lillard, quien nunca ha renegado del impacto de la cinta en su carrera, ha ofrecido nuevas impresiones generales sobre la saga. 

Lillard ha señalado durante una charla reciente con el portal Bloody Disgusting en la que ha considerado que Wes Craven se sentía paralizado durante las secuelas de “Scream” debido a la gran presión que estas representaban para su carrera, señalando que pudo haber disfrutado más la primera debido a la falta de presión. 

También podría interesarte: Escucha a Timothée Chalamet cantando en el set de “Wonka”

“Terminó siendo algo icónico, pero en su momento, no existía la presión. Creo que las otras tres películas, ciertamente cuatro ahora, debieron sentir presión durante la producción, lo cual es interesante. Quiero decir, pasó de hacer algo libre de preocupaciones para, al final, creo que era miserable”, comentó Lillard, quien considera que el cineasta debió sentirse abrumado ante lo que representaba la franquicia. 

A pesar de tratarse de una serie de películas que Wes Craven realizó en la etapa tardía de su carrera, lo cierto es que “Scream” se sitúa entre algunos de sus trabajos más sólidos, en parte debido a la gran experiencia acumulada durante décadas en la industria del cine, donde trabajó con toda clase de presupuestos y niveles de producción.

Síguenos en

TAGS

  • Scream
  • Matthew Lillard
  • Wes Craven

Comentarios