Cine

“The Suicide Squad”: La violencia delirante de James Gunn  (Reseña)

Con esta cinta, Gunn demuestra sus proezas como narrador cuando se le otorga una total libertad creativa, lo cual es una anomalía en el universo DC

Por: Ramon Flores

James Gunn presenta una cinta brutalmente entretenida de principio a fin.(Warner Bros Pictures)

James Gunn presenta una cinta brutalmente entretenida de principio a fin. | Warner Bros Pictures

Han pasado cinco años desde que David Ayer pronunció las desafortunadas palabras “F*ck Marvel” durante el estreno mundial de “Suicide Squad”, cinta que hasta el día de hoy se ha convertido en una mancha que Warner Bros no ha podido eliminar de su historial de adaptaciones fílmicas del universo DC, el cual como franquicia ha dejado mucho que desear si lo comparamos con su principal rival comercial. 

“The Suicide Squad” es una semi-secuela de la odiada cinta de 2016 y es a través de la retorcida mente de su guionista y director, James Gunn, que el universo DC ha logrado encontrar la oportunidad perfecta para presentar al público lo que siempre ha deseado ver: una rasposa y divertida cinta de acción que logre mantener al filo del asiento sin perder el hilo de su historia.

También podría interesarte: "Old" es un renacer en la narrativa de M. Night Shyamalan (Reseña)

La cinta nos vuelve a presentar a Viola Davis en el papel de Amanda Waller, quién ha enviado dos versiones distintas de la “Task Force X” para la misma misión en la remota isla de Corto Maltese, donde Bloodsport (Idris Elba), Polka Dot Man (David Dastmalchian) Ratcatcher II (Daniela Melchior), Peacemaker (John Cena), King Shark (Sylvester Stalone) y Rick Flagg ( Joel Kinnaman) deberán destruir las misteriosas instalaciones de investigación que albergan el “Proyecto Starfish”. 

Por otro lado, Margot Robbie, a quien siempre es grato volver a ver en su interpretación como Harley Quinn, cuenta con una historia separada al resto al intentar sobrevivir y escapar del ejército de Corto Maltese, quienes han instaurado un nuevo régimen militar en el gobierno de la isla.  

Para ser una compañía famosa por sus intervenciones en las producciones de DC (las cuales suelen afectar gravemente el producto final en la franquicia), en esta ocasión Warner Bros se ha permitido otorgarle a Gunn una libertad creativa total que puede respirarse en cada segundo de metraje, justificando a cada momento su clasificación C (Sólo para Adultos). 

“The Suicide Squad” hace brillar la estilizada visión de su director sobre las secuencias de acción y violencia extrema (tanteando incluso el horror por algunos momentos) pero sin descuidar el flujo de la historia. Incluso sus momentos de humor presentan una rasposidad que en ningún momento interfiere con el ambiente o la personalidad en sus personajes, los cuales resultan verdaderamente memorables.  

Foto: Warner Bros Pictures

El Peacemaker de Cena resulta a momentos vulgarmente inapropiado (aun cuando este no busca hacerlo) y solo viéndolo en acción se entiende por qué Gunn deseaba hacer una serie sobre él. La actriz portuguesa Daniela Melchior hace de Ratcatcher II el corazón emocional de la cinta, cuyo arco argumental se complementa con el de Bloodsport, quien a pesar del enorme cliché de “tipo rudo”, logra hacer su aporte en la cinta. 

Los orígenes de James Gunn como director de cine de serie-B se dejan ver con los enormes baños de sangre en pantalla que , de no ser por la gracia y el ritmo en que son presentadas, podrían parecer excesivas o de mal gusto, logrando capturar el espíritu de las historias en los cómics protagonizados por la Task Fprce X. 

Foto: Warner Bros Pictures

Margott Robbie es actualmente el elemento más fuerte con el que cuenta el universo DC, y su regreso como Harley Quinn presenta una verdadera progresión en como vimos al personaje en su debut de 2016 y en “Birds of Prey”. No solo sus secuencias de acción son más elaboradas, el manejo de su carácter “post-joker” presenta una verdadera evolución en su personalidad, algo que será grato observar en futuras entregas de la franquicia. 

James Gunn corría el riesgo de perder el hilo al presentar tantos personajes nuevos, la gran mayoría desconocidos para el público en general y de poco interés para el lector promedio de cómics. Pero quizás sea la falta de familiaridad y apego emocional hacia estos personajes la que le ayudó a moldearlos a su antojo y presentar la historia que deseaba narrar.  

Foto: Warner Bros Pictures

También podría interesarte: "Black Widow" no alcanza todas sus ambiciones narrativas (Reseña)

La historia de “The Suicide Squad” no posee el peso dramático de “Man of Steel” y no será tan complaciente con su público como lo fue “Wonder Woman”, y quizás eso sea lo mejor para Warner Bros si desea que su franquicia se mantenga a flote: Narrar historias que no se sientan tanto en deuda con sus antecesoras y no teman presentar al público algo fresco y original.

Síguenos en

TAGS

Foto del periodista Ramon Flores

Ramon Flores

Periodista

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Lector aficionado y cinéfilo de tiempo completo. Me uní a la redacción de Tónica en Enero de 2020.

Ver más

Comentarios